14-21(2010)

Esta performance trata sobre la herida que se crea a lo largo de los años; las críticas, los complejos y la marginación son alguno de los conceptos principales tratados en esta acción. Es una terapia personalizada, un cambio de mentalidad y un deseo descubierto a los veintiún años de la artista.

En la mesa hay un cerebro con sangre, la artista va marcando partes de su cuerpo con  la sangre como si fueran las lineas de una posterior operación, además añade una cifra (relativa a la edad correspondiente en la que aparecieron los complejos). La última línea y cifra se ubica en la cabeza para dar fin a la acción.

performasangre1

performasangre3

Fotografía: Ruth Zapater.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: