Manifiesto artístico

Pepa López:

“En este manifiesto pongo a disposición del lector parte de mis entrañas. Si le gustase jugar conmigo lo tendría fácil, solo tiene que ver una de mis múltiples caras para entender que nunca soy la que fui y aun no soy la que espera. Señalo lo visceral, lo analizo siendo la otra para entenderlo y cuando creo que lo conozco, me convierto en él para mirarme desde sus pupilas. Se dilatan y contraen, hay tantas caras que no puedo diferenciarme con ninguna, porque el pasado es y el presente ya quedó atrás al leerlo, demasiado movimiento como para intentar evitar lo inevitable.

El juego comienza con una cara que todo el mundo ve fraccionada en tres, como el tiempo. Tres rombos para regular los contenidos, seis fronteras difusas que enlazan al tiempo y la forma, pero primero se debe empujar hacia dentro para presionar los recuerdos. Mirar con respeto y extinción hacia los fósiles enterrados, admirar con ternura a aquella niña ilusionada por descubrir dinosaurios  contemporáneos; fascinarme y aterrarme por la exuberancia de los flamencos rosas, entender que los miedos pueden alzarte hacia las cimas aunque se tenga temor a batir las alas y por último, cuestionar todo lo que me sorprenda y sorprender a las cosas que no se cuestionan.  Otros tres rombos: Sauvage, Pepa y yo. Rombos de conceptos contrapuestos  que juegan a unirse para formar personalidades, conexiones rizomáticas que ramifican un discurso que nace en el Yo, en la inmanencia. Para conseguir unos resultados he de ponerme en la piel del otro, convenirme en un salvaje ajeno al Yo para reflexionar, jugando con partes ajenas y apropiándome de todo lo que me rodea para simular  ser alguien que no es, para presentar a Pepa  a los demás y ser verdaderamente una identidad única e irrepetible cuando nadie me ve.

Es decir, tres miradas distintas que convergen y se distancian según la relación transpersonal de ellas mismas, centrándose en la identidad y la comunicación. Tres fases que se reconocen artísticamente en Pepa López, personalmente en Yo y desconocidamente en Sauvage. Formas que aúnan la infancia, la sexualidad y la madurez. Yo, Pepa López o Sauvage queremos describirnos como personalidades que comulgan cuando el espectador agita nuestras múltiples caras. No permanecemos a la forma, residimos en el concepto y en el tiempo; cambiamos de disciplinas para contar lo que somos, un retrato de todo lo que nos rodea.”

Manifiesto Caleidocicíclico

 

 Vídeo y diseño: Pepa López

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: